La coleta, un recogido que no pasa de moda


Elegante, cómoda, rápida de hacer y muy, muy práctica. La coleta es un recurso que jamás ha sido descartado de los peinados diarios de las mujeres, aunque sí es cierto que no todas las temporadas ha llegado con la misma fuerza que este iniverno.

Las coletas son perfectas para cualquier ocasión, pues sirven para recogerte el cabello de forma informal para los días de trabajo pero también pueden quedar genial si sabes hacerla de una forma más especial, teniendo en cuenta cada detalle e incluso incluyendo algún que otro abalorio si te apetece.

Tanto las celebrities como las chicas a pie de calle han aprendido a hacerlas adaptándolas a su particular estilo. ¿Quieres ideas para cambiar tu estilo habitual? Toma nota de lo que te contamos.

Altas, bajas, lisas, con ondas en las puntas, con raya de un lado o en el centro, con o sin flequillo… Existen muchísimas maneras de hacerlas y conseguir un buen resultado.

Puedes hacerte coletas bajas de apariencia despeinada si quieres un look más informal e incluso aniñado. Quedarán especialmente bien si llevas la raya a un lado o centrada con uno mechoncitos ‘descuidados’ sobre el rostro. Si optas por este estilo lo mejor es no llevar el cabello demasiado liso, pues con ondas se verá más dulce y natural.

Para un aspecto más formal también puedes dejar tu raya a un lado o centrada con el pelo muy liso y una coleta bastante bajita detrás.


Si tienes el flequillo recto te favorecerán muchísimo más las coletas altas muy bien recogidas que destaquen precisamente la preponderancia de éste y enmarquen tu rostro. Este estilo queda perfecto con melenas largas extralisas.

Últimamente está también muy de moda hacer coletas de aspecto descuidado como aquellas que nos hacemos para estar cómodas por casa, altas y con todo el cabello hacia atrás evitando el flequillo o la raya que solemos marcar para el pelo suelto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *