Ingredientes de las cremas anticelulíticas


Olvidándonos de esos tradicionales remedios caseros de la abuela, lo cierto es que para la mayoría el remedio más efectivo contra la piel de naranja no es otra cosa que el ejercicio, los buenos hábitos y, por supuesto, el uso diario de algunas cremas anticelulíticas.

Pero, ¿te has planteado alguna vez qué tienen estas cremas para resultar tan efectivas? En Maquilladas te descubrimos algunas de las claves para que a partir de ahora analices tus productos antes de comprarlos… ¡Ante la celulitis hay que luchar con el mejor producto!

Generalmente este tipo de cremas cuentan con varios grupos de elementos: los estimulantes y los inhibidores, cada uno de ellos con distintos agentes encargados de beneficiar a nuestra piel.

Así, mientras que los primeros fomentan la metabolización de las grasas los inhibidores se encargan de evitar que las células grasas engorden más de la cuenta. Lo más habitual es encontrar cremas que combinen en su formulación ambos tipos de ingredientes.

Algunos de los principios activos más importantes en este tipo de productos son los siguientes:

Ginkgo biloba: alta concentración de sustancias antioxidantes y estimulantes de la circulación.

Cafeína: un ingrediente lipo-reductor que además moviliza la grasa acumulada.

L-carnitina: ayuda a quemar grasas gracias a sus propiedades lipolíticas.

Acido salicílico: se utiliza gracias a su capacidad de evitar la entrada de glucosa en el tejido graso.

Retinol: es la forma activa de la vitamina A, por lo que es n ingrediente fundamental para estimular la actividad celular (por eso también la encontramos en cremas para el rostro).

Hiedra: los activos de esta preciosa planta trepadora son utilizados en estas cremas gracias a sus propiedades analgésicas y lipo-adelgazantes. Por si no fuera suficiente, es bueno para el drenaje vascular y linfático.

Aloe vera: es un complemento ideal para otros ingredientes, y es que el aloe es un antiinflamatorio cicatrizante ideal para regenerar los tejidos de la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *