Eye-liner o perfilador para modificar tus ojos


La mirada es sin duda alguna la parte más destacada de nuestro rostro, y es que nuestros ojos no solamente son el espejo del alma sino también un elemento capaz de conquistar a cualquiera.

Maquillarlos de un modo favorecedor en función de nuestras características es imprescindible y, para ello, no existe mejor aliado que el conocido perfilador de ojos o eye liner.

¿Quieres saber cómo utilizarlo? A continuación te contamos algunos secretos según tus características, ¡no te los pierdas!

La densidad, la intensidad del color o la longitud de la línea son algunos de los factores que pueden determinar que tu ojo quede modificado hacia una u otra forma, lo que servirá para destacar tus rasgos o precisamente para todo lo contrario (disimulándolos). A modo de ejemplo, si tienes los ojos redondos deberás acentuar la parte exterior, pero si son alargados o con forma de almendra deberás alargar el trazo hasta el lagrimal espesando la zona del medio, por ejemplo.


Estos son algunos buenos trucos:

Destacarlos: debes intentar conseguir ese efecto de ojos de gato para rasgar tu mirada y darle un toque más femenino, sensual y misterioso. La idea es que comiences trazando una fina línea en el lagrimal y que ésta vaya tomando volumen a medida que se acerca al extremo exterior, donde la línea deberá ascender ligeramente. ¿Nuestro consejo? Utiliza eye liner líquido para aportar más intensidad.

Achicarlos: si consideras que son demasiado grandes y te gustaría reducir su aspecto a nivel visual lo mejor es que apuestes por perfilar en esta ocasión la línea de las pestañas inferiores en color negro. Recuerda que el eye liner líquido no puede utilizarse en este caso puesto que tiene mayores posibilidades de entrar en contacto con el ojo provocando un fuerte picor e irritaciones.

Separarlos: la idea es traces una línea de medio ojo hacia el extremo exterior, más fina sobre la parte central del párpado y ampliándola cada vez más hasta llegar al rabillo ascendente al final del ojo. El efecto servirá para separar los ojos.

Analízate frente al espejo y prueba con los más adecuados hasta dar con tu estilo… ¡el cambio se nota!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *