Errores que solemos cometer al ducharnos

errores ducha
Todas tenemos nuestra propia rutina de higiene interiorizada y, por lo general, solemos asearnos y ducharnos sin pensar realmente en lo que estamos haciendo. Por eso, seguro que nunca te has parado a pensar en que puede que estés cometiendo algún error que pueda perjudicar a tu piel o a tu cabello. Sin embargo, hay ciertas cosas que muchas solemos hacer a la hora de ducharnos que sí que son perjudiciales.

Hoy en Maquilladas te hablamos de los errores que cometemos en la ducha que pueden perjudicar a tu piel y a tu cabello. ¿Nos acompañas?

Agua demasiado caliente

Especialmente ahora que estamos en invierno, a todas nos apetece ducharnos con el agua muy caliente, casi ardiendo. Sin embargo, esto no es nada bueno ni para la piel ni para el cabello. En primer lugar, debes tener en cuenta que el agua caliente hace que los aceites corporales desaparezcan y que tu piel esté más vulnerable. Lo que nosotras te recomendamos es que te duches siempre intentando que no salga vapor del agua. En cuanto al cabello, debes tener en cuenta que el agua caliente hace que desaparezca la humedad que tu melena necesita para estar saludable. Por tanto, lo ideal es que te duches siempre con agua templada.

errores ducha1

Productos no recomendables

Aunque no lo creas, también puede resultar perjudicial abusar demasiado de los geles con jabón, ya que estos potencian la eliminación del manto ácido de la piel. Por tanto, lo ideal es optar por productos que respeten la capa hidrolipídica de la piel, llamados syndets. Y por mucho que nos gusten, tampoco son del todo buenos los productos muy perfumados, ya que pueden provocar alergias y dermatitis en pieles sensibles.

Aclarado y exceso de productos

Otro error que cometemos en la ducha es el de no anclarnos lo suficiente. Esto es malo tanto para el cabello como para la piel, ya que los restos de jabón o gel en la piel pueden provocar dermatitis. Por último, no deberás excederte con el uso de productos, especialmente en lo que respecta al cabello, ya que el excedente se puede quedar en el cuero cabelludo restando brillo y aumentando la sequedad.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *