En qué consiste un alisado japonés

alisado japones2
El alisado japonés consiste en darle al cabello un aspecto siempre liso de manera muy duradera, practicamente permanente. Puede aplicarse en todo tipo de cabellos aunque algunos serán de más fácil manejo que otros y ofrecerán mejores resultados según el estado en el que se encuentren y sus propias características. Debe realizare por un profesional cualificado para que el alisado sea perfecto. De este modo, podrás ir a la piscina o a la playa sin que se encrespe ni se rice. ¡Te lo contamos todo!

¿Cuánto tiempo dura el alisado japonés?

Dependerá del tipo de pelo en el que se realice el alisado japonés, pudiendo llegar a durar hasta un año y medio. Se le llama alisado permanente aunque, realmente, no sea así. El cabello continúa creciendo y lo hace con sus características originales, por lo que dependerá de lo liso o no que se tenga. Eso sí, habrá que ir haciendo retoques para igualar el pelo nuevo con el cabello liso para que el aspecto sea siempre impecable.

alisado japones1

Cómo hacerlo

No se trata de algo sencillo y por este motivo te reiteramos la importancia de dejarlo en manos profesionales y con experiencia. De manera muy resumida: en primer lugar, el pelo se lava y sin secarlo se aplica el producto por todo el cabello, dejándolo actuar unos 45 minutos en función de cómo sea el pelo. El alisado se realiza con una plancha de iones, pasándola por mechones finos. Después, se da otro producto neutralizador, se lava el pelo y se aplica crema acondicionadora, y se vuelve a secar con un secador iónico. Después del tratamiento no se puede lavar el pelo hasta transcurridos dos o tres días.

¿Cuánto cuesta?

El alisado japonés tiene un precio elevado aunque hay que tener en cuenta que tiene una duración que puede llegar a superar el año. Se trata de un tratamiento que precisa muchas horas de trabajo para aplicar todos los productos correctamente y lograr el alisado perfecto. Además, los productos son de alta calidad y de origen japonés, algo que también incrementa el valor final del tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *