Elegir el flequillo según la forma del rostro

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Los cortes de pelo suponen uno de los mayores quebraderos de cabeza para las mujeres, y es que se trata de una decisión importante para nuestro aspecto con la que debemos acertar sí o sí.

En este sentido, escoger un flequillo que nos favorezca es una tarea que debemos llevar a cabo con ayuda y siempre teniendo en cuenta las características de nuestro rostro.

¿Cuál es el tuyo? Atiende, porque te echamos una mano para descubrirlo.

Lateral: Este tipo de flequillo será muy útil para alargar los rasgos de los rostros demasiado redondos o para suavizar el impacto de las frentes demasiado cortas; sin embargo, deberás renunciar a él si tu rostro es demasiado largo.

Desmechado: Se trata de un corte irregular donde los despuntados y el desorden toman el protagonismo. Precisamente por eso, estos flequillos ayudarán a disimular los rostros muy redondos y darán un poco de movimiento a la dureza de los rasgos más cuadrados.

Recto: Es la solución perfecta a las frentes prominentes, y es que cubrir por completo la zona sin duda ayudará a disimular su tamaño. Por otra parte, este tipo de flequillo también servirá para acortar visualmente los rostros más alargados.

Corto: Es ideal para las frentes pequeñas, pues el efecto de cubrir solo media frente y dejar el resto al descubierto creará un efecto óptico que alargará el rostro.

Ancho y largo: Es aquel que llega desde la parte superior central de la cabeza hasta la altura de la mandíbula o sobre las cejas (en caso de ser recto) aproximadamente. No solamente sirve para tapar una frente ancha sino que además ayuda a disminuir visualmente la longitud de los rostros más estirados proporcionando rasgos más dulces y redondos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *