El estilismo de Julia Louis-Dreyfus en los Premios Emmy 2012


Considerados los Oscar del mundo de la televisión, los Premios Emmy tienen un gran tirón popular dado el gran público que se reúne delante de la pequeña pantalla para seguir las historias que se cuentan en sus series favoritas día a día o semana a semana. La pasada madrugada tuvo lugar una nueva edición de esta esperada entrega, y en ella pudimos ver multitud de rostros conocidos de este sector, así como también del cine y la moda.

Julia Louis-Dreyfus se hizo con el premio a la Mejor Actriz de comedia, y se mostró entusiasmada en todo momento, haciendo gala de su simpatía. La actriz acudió a la 64ª edición de estos famosos premios con vestido granate de corte sirena. Las joyas en turquesa pusieron el contrapunto de color al estilismo elegido por la actriz ganadora. Su manicura también se movía en los tonos grana que tan de moda vuelven a estar esta temporada.


El maquillaje de Julia era muy natural y se realizó en tonos muy neutros. Los ojos llevaban una ligera sombra marrón en el párpado móvil y el arco de la ceja mostraba un beige muy sutil; un toque de rímel fue suficiente para dar cuerpo a sus pestañas, pero sin caer en proporciones exageradas. Los labios vestían una barra en tonos nude, aunque previamente fueron perfilados con un color un poquito más alto, pero siempre dentro de la misma gama. El colorete se le aplicó con mucho acierto sobre las mejillas, destacando aún más su sonrisa.

Como peinado, Julia optó por el cabello recogido. Su pelo oscuro se dividía en la zona frontal con una raya al medio y el cabello se retiraba hacia atrás tapando las orejas, una de las tendencias más llamativas de los recogidos que más veremos la próxima temporada. La parte posterior era un moñito bajo que, no siendo del todo informal, sí que lucía un aspecto muy natural y desenfadado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *