El estilismo de Irina Shayk en su viaje promocional a Madrid


Hace unos días hablábamos del estilismo de Tatiana Mityushina, la modelo que protagonizará las próximas campañas publicitarias de la línea de lencería de Intimissimi, campañas que hasta ahora eran exclusivas de la espectacular Irina Shayk y que aún sigue realizando algún trabajo para la firma. Dentro de la gira promocional de un nuevo sujetador, hoy pudimos ver a la novia de Cristiano Ronaldo luciendo palmito por Madrid.

Irina Shayk deslumbró a los allí presentes con un vestido joya con escote palabra de honor y muy minifaldero, que no le quitó protagonismo alguno a pesar de su completa pedrería en tonos oro, plata y bronce. Subida en unos tacones negros de aguja de vértigo, la rusa no dudó en realizar todo tipo de posturitas y gestos sensuales para gozo de la prensa allí convocada. Una Irina muy natural tanto en su estilismo como en su comportamiento, y con una imagen mucho más fresca y juvenil de lo habitual.

La guapa modelo eligió acompañar su vestido con su larga melena suelta. Un bonito tono castaño con vetas cobrizas sobre las que destacaban cuatro rayitos de sol. El peinado era un falso liso desenfadado que va perdiendo su forma a medida que se acerca a las puntas, y en la zona frontal lucía una raya casi al medio exceptuando un pequeño mechoncito que formaba una tímida montañita ladeada. El conjunto total de la melena era un aspecto casual muy natural. Eso sí, destacar que además de la perfección del técnico de color también se aprecia una textura impecable y muy cuidada.

En cuanto al maquillaje, Irina me sorprendió favorablemente. Maquillada al más puro estilo nude, no centró la atención en ningún punto concreto de su rostro. En los ojos lucía una técnica muy limpia a base de raya marrón chocolate y unos discretos toques de rímel, que solo en sus extremos se vieron acompañados de un leve difuminado en forma de V en tonos marrón. Desnudez también en sus labios, aunque era imposible no fijarse en ellos debido a su volumen también al natural. En ellos lució una técnica bicolor que consiste en perfilar en tonos café con leche y rellenar de un modo natural que no cambie el de tu labio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *