El estilismo de Emma Stone en los Oscars 2012


La noche pasada fue de las más mágicas del año, puesto que se celebraba la esperada gala de entrega de los Oscar. Una cita que siempre nos sirve de pasarela de moda para analizar los estilismos que van desfilando por la prestigiosa Alfombra Roja. He de decir que si en vez de tratarse de los premios de cine, fuera un concurso típico de belleza, una de las más vitoreadas por el público fue la actriz Emma Stone, no sólo por lo guapísima que estaba sino porque bien podría llevarse el hipotético premio de Miss Simpatía.

Una buena actitud alegre a la vez que elegante y comedida, siempre es una gran arma de seducción, acompañada lógicamente de un estilismo tan ideal como el que lucía Emma. Para esta ocasión tan especial, la actriz eligió un bonito vestido rojo de la colección primavera-verano 2012 del modisto de Alta Costura Giambattista Valli. Un modelo que a mucha gente le recordó a otro que lució Nicole Kidman hace unos años y que, en mi opinión, poco tiene qué ver, salvo el tono y que ambas lucieron una enorme lazada ladeada en el cuello.

En lo que a peluquería y maquillaje se refiere, Emma estaba guapísima, muy acertada y con detalles muy medidos. Teniendo en cuenta el volumen del lazo al que antes hacía referencia, este vestido pide a todas luces llevar el cabello recogido, y así es como lo llevaba ella. Partiendo de un liso absoluto, Emma peinaba raya al lado con la capa frontal muy pegada al cuero cabelludo. Ya de perfil pudimos observar como recogía toda su melena en un cuidado moño bajo, probablemente de los clásicos en rosca.

En cuanto al maquillaje, me llamó mucho la atención el trabajo perfecto del delineado de sus ojos, puesto que lucían una falsa desnudez, sobre la que destacaban las pestañas de los extremos, y en realidad no era más que un efecto óptico provocado por el rabillo del eyeliner. Su mirada era el centro del rostro, pero no menos importante fue la boca, en un tono de la gama que oscila entre marrones y rojizos, es otra de las estrellas que lució perfilado perfecto. Emma Stone, ejemplo de cómo ir impecable a la par que natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *