El acertado cambio de imagen de Almudena Cid


A punto de cumplirse 4 años desde que abandonó el deporte profesional, la exgimnasta Almudena Cid luce una imagen mucho más favorecedora y juvenil de la que mostraba por aquel entonces. La conocimos rubia, con bastantes mechas muy decoloradas en algunas zonas, y que se combinaban con cordones de pelo casi negros. Con el tiempo fue abandonando esos tonos tan claros a favor de los castaños.

Este nuevo color le daba un aire de mayor elegancia, a la vez que la base anterior le servía para lucir un bonito tono sobre tono, ya que en la zona donde había mechas el tinte proyecta otra tonalidad que da como resultado ese efecto cobrizo. Al mismo tiempo, el hecho de llevar su larga melena cortada en varias capas y peinada ligeramente ondulada facilita que este color dé sensación de mayor volumen y cuerpo.

Casada desde hace un par de años con el presentador Christian Gálvez, anoche pudimos ver a Almudena acompañando a su marido a la gala de los Premios Iris 2012 de la Academia de la TV. Ocasión en la que pudimos apreciar el acertado cambio de imagen que luce en estos momentos y que le rejuvenece aún más y le da un aire mucho más moderno. Lo primero que llama la atención es que se ha cortado las capas delanteras para lucir flequillo recto a la altura de las cejas, un estilismo que le queda especialmente bien y que peina ligeramente abierto.

Pero también podemos apreciar que ha vuelto a cambiar el color de pelo y la manera de aplicárselo. En estos momentos, Almudena se ha apuntado a la moda del degradado y ha elegido unas tonalidades muy naturales. La zona de la raíz es un castaño bastante oscuro que, poco a poco, va tomando luz y a partir de la barbilla se empiezan a notar los trazos dorados. Un técnico de color que se le ha realizado de maravilla y que además le favorece muchísimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *