Consejos para pieles con acné


La piel con acné es una de las mayores pesadillas de los adolescentes… Y de los no tan adolescentes también. Cada vez son más las mujeres de edad avanzada las que por estrés, cambios hormonales, situaciones emocionales o por la higiene de la piel se ven afectadas por este problema.

Tanto si formas parte de un grupo como del otro, sigue estos consejos y conseguirás evitar o disminuir en gran medida la piel grasa y los granos.

1. Elimina los restos de maquillaje tanto por la noche como por la mañana con un producto especial para pieles con acné (elige los ‘no comedogénicos’ o ‘no acnegénicos’) y luego lávala con agua templada o caliente.

2. La regla de oro es no tocar las espinillas ni los granitos cuando aparecen, y muchísimo menos reventarlos: Si lo haces podrías empujar la sustancia infecciosa hasta otras capas más profundas de la piel provocando así más enrojecimiento y cicatrices.

3. Debes evitar que el cabello caiga sobre el rostro, pues el contacto hará que la grasa y suciedad del pelo obture más los poros de la piel.

4. Tampoco debes apoyar sobre el rostro las manos u objetos que acumulen grasa y residuos de la piel (como el auricular del teléfono, por ejemplo), pues dispersarías sobre ella bacterias que la irritarían. Por eso, es esencial que mantengas siempre la higiene en tus manos, especialmente antes de aplicar productos sobre el rostro.

5. En cuanto a los cosméticos precisamente, no escojas los que tienen sustancias oleosas y decántate por las acuosas.

6. No compartas con nadie tus productos de higiene y belleza.

7.Si llevas gafas debes limpiarlas muy a menudo para que la grasa que se acumula en la zona no obture los poros que se encuentran cerca de los ojos y de la nariz.

8. La dieta y el sueño también tienen repercusiones directa o indirectamente sobre nuestra piel, así que no puedes descuidarlos.

9. Si consideras que tu problema es grave o si te está resultando muy incómodo para tu día a día, no lo dudes y consulta a un dermatólogo. Gastarás dinero en las visitas, pero realmente nadie mejor que un especialista puede ayudarte a acabar con el problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *