Consejos para aplicar el rímel


Los ojos son el reflejo del alma y, por eso, es importante que estén correctamente maquillados con el fin de mostrar una mirada impactante. Para lograrlo, hay un cosmético que no podrá faltar en el neceser de cualquier mujer: la máscara de pestañas.

Como te estábamos comentando, el rímel es imprescindible en el maquillaje de cualquier mujer y es que, aunque siempre es mejor apostar por la naturalidad, con unas pasadas de máscara en las pestañas nos sentimos más guapas, femeninas y sofisticadas. Lo malo es que no siempre lo hacemos de la manera adecuada. Por eso, hoy en Maquilladas vamos a darte unos cuantos consejos para que apliques el rímel a la perfección. ¿Nos acompañas?

Poco y de forma lenta

En primer lugar, te recomendamos que apliques el rímel después de las sombras de ojos y el eyeliner. Eso sí, no deberás ponerte mucho producto ni tampoco hacerlo de manera rápida, ya que se juntarán todas las pestañas formando una masa. En su lugar, tendrás que ir pintando de pocas en pocas de izquierda a derecha y, para finalizar, dar una capa uniforme. Al secarse, puedes aplicar otra capa.

Quita el exceso con papel

Por otro lado, es recomendable que al extraer el aplicador, quites el exceso con un papel y no restregándolo en la boquilla del tubito que lo contenía. Y si quieres coger más máscara, tendrás que introducir el cepillo como si fueras a cerrarlo y girarlo de un lado a otro.

Consigue unas pestañas kilométricas

Si quieres conseguir unas pestañas súper largas, te recomendamos que apliques la máscara desde la raíz hasta las puntas de arriba abajo. Es mejor que comiences en la parte inferior, realizando pequeños movimientos en zigzag. A continuación tendrás que tirar del aplicador hacia las puntas estirándolas. Es muy importante que no repases la máscara una vez esté seca, ya que todo lo que pongas encima quedará como un pegote.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *