Consejos para combatir la flacidez facial

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

consejos-flacidez-facial1
La piel, a veces y por diferentes motivos, pierde fuerza y elasticidad. Aparece entonces la flacidez que, en el caso de la cara, puede conllevar la aparición de papada o de zonas del rostro en las ha perdido firmeza. No resulta estético pero hay maneras de ponerle remedio. Hoy vamos a ver algunos consejos para combatir esa flacidez facial que nunca querríamos que apareciese…

La hidratación

Para que la piel se mantenga firme y elástica es fundamental mantenerla hidratada. El organismo se purifica y al ayudarle a eliminar grasas también favorecemos la creación de masa muscular. Asimismo, es importante que cuides tu alimentación y lleves una dieta rica en alimentos antioxidantes y con vitamina C y E.

Cremas reafirmantes

Ayúdate de cremas específicas para recuperar la firmeza y elasticidad. No te olvides de aplicarla también en el cuello. Elige aquellas que propicien la producción elastina y colágeno.

No te expongas demasiado al sol

La incidencia de los rayos solares conlleva que los tejidos del rostro vayan perdiendo fuerza y termine por aparecer la flacidez facial. Evita las exposiciones prolongadas y siempre que lo hagas aplica crema con factor de protección.

consejos-flacidez-facial2

Haz ejercicios reafirmantes

Para evitar que nos salga papada, estira la piel de esta zona hacia detrás con la mano, poniendo los dedos índice y pulgar en forma de L. Haz 20 repeticiones. Para el área de las mejillas, aprieta los labios, llena la boca de aire e ínflalas mientras soplas. Mueve la lengua de un lado a otro durante 10 repeticiones y suelta el aire.

Tonificar los músculos de la cara

Otro ejercicio para tonificar los músculos del rostro consiste en sonreír ampliamente durante unos tres minutos al día. Además seguro que te levanta el ánimo… También puedes ponerte de pie y decir con fuerza y expresando mucho, pero sin emitir sonido, las vocales. Los masajes faciales son igualmente recomendables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *