Cómo suavizar las cutículas con aceite de coco

cuticulas-aceite-coco
El aceite de coco es un producto que es muy conocido en belleza. Principalmente, a lo largo de la historia, se ha venido utilizando para mantener el cabello mucho más brillante. Sin embargo, no es el único uso que tiene también es muy útil para conseguir suavizar las cutículas.

Beneficios del aceite de coco para las cutículas

El aceite de coco tiene muchas propiedades para la manicura. Una de las más importantes es que suaviza las cutículas, pero además permite también hidratar muy bien toda la piel de las manos.

También hidrata la piel que rodea las uñas, que se caracteriza por ser muy fina y débil , requiriendo así una gran hidratación para que no se reseque ni se resienta con los productos que utilices en la manicura como los esmaltes de uñas.

Otra de las ventajas del aceite de coco es que puedes utilizarlo siempre que lo necesites. Incluso es posible aplicarlo varias veces al día y durante los siete días de la semana.

cuticulas-aceite-coco

Consejos de aplicación

Aplicar el aceite de coco es muy sencillo. Tan solo hay que coger unas gotas para extenderlas sobre la superficie de las uñas, incidiendo sobre todo, en las cutículas. Esta aplicación debes hacerla a través de un suave masaje.

Una vez hayas extendido el aceite de coco, el siguiente paso es ponerte unos guantes de plástico. Deberás llevarlos durante aproximadamente una media hora para que se absorban todas las propiedades del aceite.

Tras este paso, si es necesario, puedes empujar hacia atrás las cutículas con la ayuda de un quitacutículas de metal o un palito de naranjo. Finalmente, termina el proceso masajeando nuevamente las uñas con un poquito de aceite de coco. Realiza el masaje hasta que el aceite se haya absorbido del todo.

Con su aplicación, notarás que no sólo han mejorado las cutículas, sino que también las uñas están mucho más fuertes. Además, las manos estarán más suaves y mejor hidratadas.

Artículos relacionados:

Cómo cuidar y proteger las cutículas

Cutículas más blandas con remedios caseros y naturales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *