Cómo maquillarse para una entrevista


Llevas mucho tiempo esperando una entrevista de trabajo como ésta y esta vez nada puede fallar. Además de tu preparación, tu experiencia y tu saber estar, no dudes que tu aspecto tendrá también una importancia fundamental.

Tu imagen personal es tu carta de presentación, no por cómo sea tu rostro o tu cuerpo en sí sino por la manera en que tú misma sepas sacarles partido de una manera sencilla y elegante. Precisamente por eso, debes cuidar meticulosamente cada uno de los detalles y saber cómo no excederte con tu maquillaje.

El rostro debe transmitir transparencia, sinceridad y seguridad. ¿Cómo conseguirlo? Con un maquillaje muy neutro y natural.

Deberás lavar tu cara con agua fresca y extender una crema hidratante para dar un poco de frescura a la cara antes de maquillarte.

Una vez hecho esto, aplica los correctores correspondientes para ocultar marcas, granitos, arrugas y ojeras y después da luz a algunas zonas clave de tu rostro con el iluminador.

Aplica entonces una base de maquillaje de textura fluida en tu tono natural y da un toque de color con el colorete: utiliza los tonos tostados si tu piel es morena o si estás bronceada y algunos más bien rosados si tu piel es blanca.

En cuanto a los ojos, utiliza sombras claras para todo el párpado y otras en marrones y tostados para el párpado móvil, comenzando desde el lagrimal y estableciendo una ligera tendencia ascendente hacia los extremos del ojo.

Puedes perfilar con eye-liner la línea de las pestañas superiores (nunca inferiores) siempre que sepas cómo hacer con él una línea fina. La máscara de pestañas debe dar suficiente volumen, aunque tampoco debe ser excesiva.

Tus labios deben ir en tonos muy naturales (marrones muy claritos e incluso gloss, sencillamente) por varios motivos: primero, porque fomentan la idea de naturalidad y sencillez; segundo, porque las ocasiones formales requieren tonos más bien neutros y poco llamativos y tercero, porque muy posiblemente te ofrezcan un vaso de agua para beber, y no querrás dejar las antiestéticas manchas de los labios sobre él.

Recuerda que los polvos translúcidos son perfectos para conseguir que el maquillaje aguante perfecto durante más tiempo, por lo que resulta ideal para ocasiones como las entrevistas de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *