Cómo cuidar el cabello en otoño

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Durante el verano hemos tenido que dedicarle al cabello unos cuidados específicos, ya que se ve afectado por diferentes agentes externos, como los rayos de sol, el cloro o la arena de la playa. Sin embargo, en otoño no hay que bajar el nivel de alerta, porque el pelo requiere de igual o mayor atención.

Y es que con el cambio de estación, el cabello se debilita y se cae, por culpa del descenso de horas de luz natural y la alteración en la producción de hormonas sintetizadas en la glándula pineal. Además, hay otros factores que pueden empeorar el problema. Para que esto no ocurra, a continuación vamos a hablarte sobre los cuidados que debes proporcionarle a tu melena.

Alimentación

La clave del cuidado de cabello reside en la alimentación. Para evitar la caída del pelo y la pérdida de brillo, lo mejor es llevar una dieta sana y equilibrada, rica en proteínas, vitaminas A, B, E y minerales. Además, la levadura de cerveza y el germen de trigo son excelentes fuentes nutritivas para el pelo.

Fomentar el crecimiento y prevenir la caída

Para retrasar la caída del cabello es aconsejable masajear el cuero cabelludo antes de cada lavado con un poco de sal marina para activar la circulación y cepillar el cabello detenidamente con peines de cerdas naturales. En general, los masajes en el cuero cabelludo sirven para aumentar la actividad metabólica y el crecimiento de pelo. La noga, el vinagre, el aloe vera, los berros y la ortiga son algunos remedios naturales que pueden ayudarte a frenar la caída.

Cuidados básicos

Por otro lado, en otoño es importante utilizar cremas suavizantes y champús de calidad específicos para tu tipo de cabello. Además, no se debe permanecer durante mucho tiempo con el cabello húmedo ni exponerlo a ráfagas de calor como planchas o secadores. De la misma forma, hay algunos ingredientes que pueden ayudarte a aportar luz y resplandor a tu cabello, como el limón, el vinagre, la miel, la sábila, el huevo, la calabaza o el perji.

En la peluquería

Por último, no te vendría mal una sesión de peluquería post-verano para cortar puntas y sanear el cabello y aplicarte un tratamiento reparador con queratina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *