Los pilares del cuidado para tu cabello

mujer-con-melena
Es fundamental lavar el pelo correctamente y ayudarnos de productos como mascarillas, serums, cremas o aceites capilares para lograr un acabado perfecto.

Rizado, liso, corto, largo…hay cabellos de todo tipo, de todas las formas y colores, pero todos necesitan un buen cuidado para estar perfectos. El pelo es una parte fundamental del aspecto, por lo que tenerlo bien cuidado, fuerte y sano hará que nuestra imagen mejore y nos sintamos mejor. Para lograr un resultado ideal de forma sencilla existen muchos productos para el cuidado del cabello que podemos utilizar, como cremas, mascarillas, serums, champús o aceites naturales. La clave reside en conocer bien nuestro pelo y en no pasarnos con los lavados o los productos, ya que en exceso tampoco le hacen ningún favor a la melena.

Para empezar, hay algunos cuidados que podemos hacer en seco, antes de lavarnos el pelo. Podemos aprovechar ese momento del «prelavado» para cepillar el pelo, ya que en ese momento está más fuerte que cuando está mojado. Existen también serums y mascarillas de prelavado que podemos utilizar.

A continuación comienza el momento más importante, el del lavado. No basta con comprar un buen champú, sino que debemos aplicarlo correctamente. Lo mejor es dejarlo actuar un par de minutos, sin enjuagarnos inmediatamente, para que haga su efecto correctamente. La frecuencia del lavado dependerá de nuestro tipo de pelo: si es más seco bastará con lavarlo un par de veces por semana mientras que si es graso no nos quedará más remedio que hacerlo más a menudo. De todas formas, en ningún caso debemos lavar el pelo todos los días ya que de esta forma no le dejamos producir su grasa natural que le da brillo y fuerza.

Al terminar con el champú llega el momento del acondicionador. Lo más recomendable, sobre todo si tenemos el pelo algo dañado, es aplicar una crema y dejarla actuar para que hidrate el cabello. Es importante dejarla actuar unos cuantos minutos para que el pelo absorba completamente el producto. También hay mascarillas que son perfectas para desenredar los pelos más rebelde pero de las que no debemos abusar si tenemos el pelo roto porque pueden acentuar este problema.

Después debemos tener cuidado a la hora de secarlo. Lo ideal es quitarle la humedad con una toalla pero sin frotar, simplemente presionando poco a poco para no romper el pelo. Si decidimos usar secador debemos hacerlo siempre con la boquilla puesta y a una distancia de unos 15 o 20 centímetros para que no resulte demasiado agresivo. En general es desaconsejable utilizar planchas para el pelo, pero en caso de hacerlo es importante aplicar protectores de calor.

Si queremos ir más allá en el cuidado del cabello podemos comprar un serum o aceite capilar. Se trata de productos utilizados ya desde la antigüedad por sus propiedades regeneradoras, reparadoras y nutritivas.

En resumen, es fundamental lavar y secar el pelo correctamente y ayudarnos de productos como mascarillas, serums, cremas o aceites capilares para lograr un acabado perfecto. Cuanto más conozcamos nuestro tipo de pelo mejor será el resultado, ya que podremos escoger productos especializados que nos ayudarán a potenciar los puntos fuertes de nuestra melena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.