Cómo conseguir una espalda sexy


A pesar de que es una de las partes más descuidadas del cuerpo, la espalda es una de las armas de seducción más irresistibles de la mujer y de hecho supone un punto erógeno que la hace todavía más atractiva.

Sin embargo, el hecho de que se encuentre en una zona del cuerpo a la que resulta tan difícil acceder hace que apenas tengamos en cuenta los cuidados que ésta requiere.

¿Quieres conseguir una espalda de lo más sexy? Atiende a la pequeña guía que te dejamos a continuación.

Exfoliación: Puede que no parezca fácil realizarlo por nuestra cuenta y sin la ayuda de nadie, pero en realidad es menos complicado de lo que parece gracias a los guantes o cintas de crin especiales para la espalda (con un mango o similar). Puedes utilizarlo con un poco de agua y jabón masajeando la zona un par de veces por semana.

Hidratación: Es fundamental para que la piel de la zona se muestre sana, hidratada y llena de vida. Puedes hacerlo mediante la hidratación diaria con cremas para ello y también gracias a algunas mascarillas caseras que ayudarán a limpiar e hidratar la piel.


Ejercicio: Si quieres que desaparezcan (o que sencillamente no aparezcan) en la medida de lo posible esos cúmulos de grasa en los extremos inferiores de tu espalda es imprescindible que realices ejercicios específicos o actividades que te ayuden a mantenerla firme y nada flácida. Algunos de los más populares son la natación, el remo o las elevaciones de hombro.

Posturas: Para lucir una espalda hermosa es también muy importante la actitud, por lo que nuestro consejo es que corrijas las malas posturas y que procures sentarte y caminar siempre con la espalda recta y erguida.

Sigue estos consejos… ¡Y luce una espalda espectacular!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *