Cómo acabar con la grasa localizada en cinco pasos

grasa-localizada
En más de una ocasión, ya hemos comentado lo difícil que es acabar con la grasa localizada. Es algo que, además, habrás comprobado si tienes este problema. Sin embargo, hay solución. Y todo pasa por cinco pasos con los que sí dirás adiós a esas acumulaciones de grasa tan antiestéticas y que no soportas.

Cremas

La grasa localizada debe atacarse desde diferentes frentes. Uno de ellos son las cremas. Y, aquí, hay que elegir bien porque no es lo mismo un anticelulítico que una crema reductora.

La crema anticelulítica destruye los nódulos de grasa para que desaparezca la piel de naranja, mientras que la reductora se centra en evitar que las células grasas engorden y, en consecuencia, no se fabrique tejido adiposo.

La crema reductora es así ideal para reducir cintura o remodelar zonas como los brazos o los glúteos, entre otras partes del cuerpo en las que no tiene por qué haber piel acolchada.

grasa-localizada

Tratamientos

Las cremas no son el único paso. Los tratamientos médicos estéticos son de gran ayuda, sobre todo, los de última generación porque actúan sobre las capas más profundas de la piel. Esto permite bajar varios centímetros en pocas sesiones. Pero, evidentemente, tiene que ir acompañado de la alimentación y de la actividad física adecuada.

Tecnología

Utilizar la última tecnología para acabar con la grasa es una manera efectiva. Dentro de ellas, podemos hablar de los ultrasonidos de alta intensidad, la mesoterapia drenante o la electroterapia diferencial, que moviliza el tejido graso a través de corrientes.

Natural

Otro paso para acabar con las grasas localizadas es acudir a tratamientos que emplean principios naturales como las envolturas de algas, lo que es necesario que se acompañe de movimientos drenantes para favorecer aún más la eliminación de las toxinas.

Desde dentro

Y, por supuesto, también se puede actuar desde el interior del organismo a través de la nutricosmética. Por ejemplo, el chitosán captura las grasas y evita su almacenamiento, mientras que la vid roja drena, al igual que el castaño de indias.

Activos como el té verde, guaraná cafeína estimulan el metabolismo, lo que se traduce en una aceleración de la degradación de las grasas.

Artículos relacionados:

Los últimos tratamientos para reducir y remodelar el cuerpo

Grasa localizada: el último tratamiento para acabar con ella

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *