Fórmulas a base de algas, lo último en cosmética

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Son muchas las principales marcas cosméticas que están poniendo el mar como eje central de sus más avanzados estudios tecnológicos. Su gran objetivo: descifrar los secretos biológicos de millones de organismos, especialmente de las algas. Capaces de sobrevivir a cualquier situación, las algas han desarrollado proteínas anti-congelantes para superar temperaturas de hasta -100 grados, así como también estructuras moleculares que las mantienen vivas a más de 100 grados.

Los últimos estudios están centrados en conseguir fórmulas que sean capaces de proporcionarle a la piel la mejor hidratación, desintoxicación, regeneración y protección solar. Esto las convertiría en la clave de tratamientos cosméticos que te proporcionen la firmeza necesaria para poder disfrutar de un cutis terso, así como la luminosidad que tanto se demanda en la actualidad para mostrar un rostro radiante y rejuvenecido. Algunos se atreven a decir que estamos cerca de descubrir el elixir de la eterna juventud, pero vamos, tampoco hay que pasarse.

Esta emoción viene de observar el comportamiento de las algas en diferentes entornos. Se ha comprobado que las que quedan sin contacto con el mar el tiempo que dura la marea baja han generado sustancias que les impiden deshidratarse, aun permaneciendo largas jornadas desprotegidas bajo el sol. Del mismo modo, otras soportan el continuo golpeo del oleaje manteniéndose firmes en todo momento, a pesar del estrés que un movimiento fuerte, mecánico y constante puede ejercer sobre ellas.

El auge de la cosmética marina

La cosmética marina es el futuro y prueba de ello son las marcas punteras que ya cuentan con diversos ingredientes en sus fórmulas, tales como perlas, lodos o sales. Las algas son la gran novedad y esto parece que promete, ya que de unas 25.000 especies existentes, en la actualidad son explotadas una treintena. De hecho, más allá de la cosmética, su uso se está haciendo también cada vez más habitual para consumo alimenticio.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *