Beneficios del aceite de Rosa de Mosqueta para la piel


La Rosa de Mosqueta es una de las plantas que mayores beneficios puede aportar a nuestra piel, y es que este arbusto chileno tiene magníficas propiedades regeneradoras y humectantes.

El extracto de esta planta contiene un alto nivel de vitaminas A y C con un efecto que refuerza los capilares y tejidos, además de tener propiedades antisépticas, antiinflamatorias y astringentes.

¿Quieres conocer algunas de las aplicaciones del aceite de rosa de mosqueta en el ambito de la belleza? Toma nota, ¡te arrepentirás de no haber sabido antes de él!


Rostro:
El aceite de Rosa Mosqueta tiene grandes propiedades para el cutis, entre ellas que su alto porcentaje de ácidos grasos esenciales ayudan a reparar y retardar los signos del envejecimiento como las arrugas, las patas de gallo o las líneas de expresión de rostro (ojos, labios, etc.) y cuello devolviendo a la piel la tersura y tonificación.

Además, las manchas de la piel causadas por una excesiva exposición solar y las marcas del acné pueden ser también ligera o intensivamente corregidas con el uso de este producto.

Cuerpo: Este aceite es también un perfecto hidratante para la piel, ideal para devolver la suavidad y la tersura a tu cuerpo. Las cicatrices y las estrías (causadas por el estiramiento de los tejidos) pueden desaparecer o disimularse con un buen tratamiento constante.

Manos, codos, talones y rodillas: Como en el resto del cuerpo, su aplicación en esta parte del cuerpo es ideal para devolver la suavidad y un aspecto saludable tras sufrir agresiones externas como el uso de productos químicos, el contacto con algunos materiales o los cambios climáticos que secan la piel en exceso.

Si los cambios en las condiciones ambientales crean eczemas en algunas partes del tu manos, no dudes en aplicar el producto a diario.

La Rosa de Mosqueta es también ideal para que las manchas, marcas, quemaduras y cicatrices de la piel vayan desapareciendo progresivamente, para lo que no obstante necesitarás un continuo tratamiento.

Para utilizarlo sencillamente deberás poner un poco del aceite sobre las puntas de tus dedos y masajear suavemente con ellos la zona a tratar hasta que el producto se haya absorbido por completo.

Si lo utilizas durante el día protege después la piel con protectores solares (recuerda que las manchas, estrías, etc. se refuerzan todavía más con el sol).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *