Belleza y salud en tu boca

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Afortunadamente, cada vez es más habitual el que la gente incorpore tratamientos bucales en sus rutinas de belleza, puesto que la dentadura es parte fundamental de la estética del ser humano, sea hombre o mujer, pero además, es una parte de nuestro cuerpo que debemos cuidar especialmente por motivos de salud.

En este sentido, en las últimas horas se ha disparado la alarma por los posibles efectos secundarios tardíos que pueden estar produciendo los empastes metálicos a gran parte de la población, de ahí que mi post de hoy trate de este tema y así puedas estar informada por si tú también corres algún riesgo, que espero que no.

Estos empastes, a los que también se les denomina “de plata” contienen sólo un 15% de este metal, y un 50% de su composición es mercurio, que se evapora a temperatura ambiente y que su ingesta es fatal para el ser humano. Sus resultados se están viendo 20 años después de su implantación, ya que ha costado mucho relacionarla con los síntomas que va produciendo décadas después.

Estos síntomas son tan comunes como cansancio y fatiga crónica, problemas digestivos, respiratorios, alergias repentinas, psoriasis, entre otros, y que en la actualidad se están relacionando con la ingesta paulatina a la que nos estamos sometiendo los que tenemos este tipo de emplastes al tomar comidas calientes, cítricos, el flúor de los dentífricos, así como el uso de móviles, cepillos eléctricos, etc.

Nada más lejos de mi intención que alarmarte, sólo quiero informarte de que se está recomendando al público en general que acuda a su dentista y que revise el color actual de dicho implante, y si comprueba que está muy envejecido, que se proceda a su correcta extracción y se cambie por otros, como los de porcelana, que además de ser más estéticos también son más saludables.

1 comentario

  1. Es muy importante tener una buena salud bucal ya que es muy importante tener una limpieza para poder tener una belleza completa, saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *