Ana Obregón y Paula Vázquez: ejemplos de un estilismo pasado de moda


“Renovarse o morir”, un dicho popular que parece que Ana Obregón y Paula Vázquez no han oído en su vida. Estos dos rostros populares se han quedado totalmente anclados en una estética que a día de hoy resulta completamente ñoña y obsoleta. Las que en su día fueron un par de mujeres a seguir, hoy se han convertido en una absurda caricatura de sí mismas.

El concepto de belleza ha cambiado mucho en los últimos años, especialmente en lo que a trabajos técnicos de peluquería se refiere. Si bien es cierto que las melenas XXL siguen en auge, esto no significa dejar crecer el pelo y punto. Hay infinidad de cortes y colores que puedes realizar en tu cabello para impedir que parezca algo inerte que cae sobre tus hombros. Además, la regla número uno de un pelo largo es que luzca sano y con cuerpo, algo que aquí no se cumple.


El fallo del color de pelo de Ana y Paula le acaba ocurriendo a un montón de mujeres que, siendo de base castañita, comienzan a darse unos reflejos naturales, poco a poco se convierten en mechas para, finalmente, cubrir el total de la cabellera con tinte o decoloración, pero luciendo un único tono. Resultado: se pierde el bonito y natural efecto tono sobre tono, que muchos profesionales solucionan alternando mechas oscuras o realizando un barrido, a modo de “reseteo” y vuelta a empezar.

En el caso de estas dos famosas, se ha intentado dar un toque moderno oscureciendo mínimamente la raíz, pero ni siquiera está bien logrado. Otra cosa que comparten ambas es esa extraña expresión “caracartón” que les ha quedado en la zona de pómulos y nariz, donde parece que lucen esas medio-caretas típicas del carnaval. El conjunto total de pelo y rostro de Ana Obregón y Paula Vázquez es un claro ejemplo de un estilismo pasado de moda que no debes imitar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *