Aceite de argán para tu cabello


Es normal que ahora que se acerca el final del verano sientas el cabello más seco y débil de lo habitual. Durante estas semanas tu melena se ha visto expuesta al contacto del sol, el agua del mar y el cloro de las piscinas, que provocan un pelo quebradizo, las puntas encrespadas, la pérdida del brillo y el aclaramiento de los tintes.

Por eso, ahora es el momento de mimar el cabello más que nunca con la ayuda de los mejores productos. Uno de los que se convertirá en tu fiel aliado será el aceite de argán, característico del suroeste de Marruecos y considerado por los expertos en belleza como “el oro líquido de Marruecos”. Durante siglos ha sido utilizado por los bereberes como tratamiento de belleza, pero sólo desde los años 90 se han confirmado en el mundo occidental sus fabulosas propiedades para la piel y el cabello.


Rico en vitamina E y Omega-3, el argán fortalece uñas y pelo, pero además mejora la elasticidad de la piel y ayuda en el tratamiento de enfermedades cutáneas como la psoriasis. Gracias a sus propiedades, multitud de marcas han sacado a la venta tratamientos para el cabello a base de este aceite, que mejoran la elasticidad, aumentan la nutrición del folículo graso sin engrasarlo en exceso humectándolo desde el interior, fortaleciendo el cuero cabelludo y previniendo de la caída del cabello.

A la hora de emplearlo, lo mejor es una pequeña cantidad sobre el pelo húmedo, sobre todo en las puntas, después de haberlo frotado con las manos. El resultado promete ser un pelo más suave, flexible y brillante. Por si fuera poco, también desenreda en profundidad, prolonga la vida del teñido y ayuda a lograr una melena extralisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *