Mechas naturales para morenas
Yo no sé por qué, pero cuando entras en un sitio y hay un grupo de chicas, ¡zas!, se te va la vista para las rubias, pero no por eso todas debemos dejarnos llevar por un tono de pelo tan atractivo, ya que hay muchos casos en los que resulta poco favorecedor. Es cierto que el pelo oscuro endurece más las facciones, pero hay tonos de piel que conjugan perfectamente con él, además, los negros azabache gozan de un brillo inalcanzable en las tonalidades más claras.

Si tienes un color de pelo castaño-medio, que no llega a ser ese negro deslumbrante, y quieres aclarar un poco tu cabello, lo mejor es que optes por mechas naturales, también conocidas como reflejos. La cuestión es que identifiques tu color natural en la paleta de tintes, y te apliques 1 tono más alto que el tuyo, esta forma de dar color se llama tono sobre tono, ya que son apenas imperceptibles y notarás más su efecto después de un par de lavados. Las puedes aplicar tanto con gorro como con peine; si quieres subir un poco el matiz, envuélvelas en papel de aluminio.

Lo importante es el producto, siempre será tinte, nunca polvo decolorante. El agua oxigenada de la mezcla será de 20 grados para un efecto híper-natural, o de 30 grados si quieres que se noten un poquito más. Nunca uses oxidante de 40 grados, si lo haces en peluquería, háblalo con tu estilista, ya que es la mejor manera de que entienda lo que estás buscando.

El pelo oscuro viene marcado por la cantidad de hierro que tenemos, por ello, si subes mucho tu tono, verás como la raíz torna a un anaranjado que resulta muy artificial. El tono sobre tono es lo mejor para morenas, ya que endulza un poco y también elimina grasa y da mayor sensación de volumen en las zonas de color, además, no se nota tanto cuando crecen las raíces.