Soluciones para cabello rebelde

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Las características propias de tu cabello, los cuidados que le proporcionas o la falta de protección frente a los agentes externos perjudiciales son solo algunos de los motivos por los que tu cabello puede mostrarse rebelde en un sentido u otro.

Encrespado, alborotado, grasiento, seco y quebradizo, con frizz… Puedes entender que tu cabello es rebelde por muchas cosas. Busca tu caso en esta guía resumen y encontrarás buenas soluciones a tus problemas con el cabello.

– Pelo siempre en la cara: La culpa es del corte, así las dos opciones que tienes son o cortar el flequillo de manera que no estorbe o colocar en la cabeza una diadema que mantenga toda la frente y el rostro despejado.

Puntas abiertas: Puedes repararlas con algunos productos específicos, aunque nuestro consejo es que acabes con el problema de raíz cortándote las puntas lo antes posible. Pide en tu peluquería algún acondicionador que repare y nutra las puntas para no volver a encontrarte con el problema.


Pelo enredado: Si tu cabello tiene tendencia a hacer nuditos es imprescindible que utilices suavizante u acondicionador. Aplícalo tras lavar el cabello y déjalo actuar durante uno o dos minutos; elimina enredos con un peine de dientes anchos y finalmente enjuaga.

Seco y encrespado: No abuses jamás de los utensilios de calor, pues probablemente tienen la gran responsabilidad de tu problema. Evita el exceso de humedad con una toalla, utiliza un espray de protección térmica sobre el cabello y procura secarlo con el secador en continuo movimiento y sin estirar el cabello. Una mascarilla semanal y algunos remedios caseros te ayudarán a recuperar su salud y buen aspecto en cuestión de semanas.

Graso: También puede considerarse como rebelde, pues por más que trates de evitar que se ensucie y engrase no es fácil mantenerlo a raya. Es importante lavar el cabello con agua tibia (tirando a fría), cepillar a menudo el cabello para repartir el sebo de la raíz por el resto de pelo evitando que se acumule y utilizar un poco de aceite de árbol de té mezclando una gotita en tu champú para pelo graso habitual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *