Soluciones fáciles para pequeños defectos


Pocas mujeres se miran frente al espejo y piensan que la naturaleza las ha dotado de un rostro perfecto, y es que aunque tenemos que aceptar y ser felices con nuestras características naturales lo cierto es que tampoco está de más corregir alguno de esos ‘defectillos’ para sentirnos más a gusto con nosotras mismas.

A continuación te dejamos una lista con algunas de las cuestiones de belleza del rostro que más preocupan a las mujeres y sus posibles soluciones, ¡no te las pierdas!

Nariz grande: Debes procurar centrar la atención en otro punto de tu rostro (tus ojos, labios, mejillas, etc.) además de intentar crear un efecto óptico que reduzca su tamaño gracias a algunos cosméticos como el iluminador o un par de bases de maquillaje que servirán para crear claroscuros pensados a la perfección para disimularla.

Labios: No importa si lo que quieres disimilar es su finura, su grosor, su diferencia de tamaños… El perfilador, el brillo labial y también hasta el color serán fundamentales para modificar esas características que no te gustan.

Mentón marcado: Debes desviar del todo la atención de la zona centrándola en la parte superior del rostro. El maquillaje de ojos, el rubor y los iluminadores serán muy útiles para conseguirlo.

Dimensiones de la frente: Grandes, pequeñas, estrechas, anchas, largas… La frente es algo con lo que nunca parecemos estar de acuerdo, por lo que lo mejor es conocer cuáles serán los cortes y los tipos de flequillos que más nos favorecerán. Por otra parte, los polvos de sol y los iluminadores correctamente aplicados servirán para crear claroscuros que modifiquen visualmente sus características.

Ojos: Sean grandes, pequeños, juntos o separados, los cosméticos nos proporcionan todas las soluciones… Sombras en distintos tonos, perfiladores de ojos, iluminadores y rimmel te ayudarán a conseguirlo. Encontrarás las claves para modificar cualquiera de ellos a través de nuestro buscador, ¡no esperes más!

Ojeras y bolsas: No olvides que en tu neceser de maquillaje los correctores adaptados a tu tono de piel son absolutamente imprescindibles. Aplícalos mediante suaves toquecitos y no arrastrándolos o estirando la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *