Proteger la piel y el pelo del sol


Se acerca el verano y son muchos los lugares en los que ya se puede disfrutar de los primeros rayos de sol, un sol al que le tenemos tantas ganas pero tan poco miedo y respeto. Aunque ahora mismo estemos en primavera, no debes bajar la guardia con respecto al cuidado de tu piel y tu cabello, ya que, lejos de lo que algunos piensan, estas primeras radiaciones solares pueden ser más dañinas que las propias del verano. Para proteger tu piel, lo ideal sería utilizar una crema con factor de protección solar durante todo el año, pero si no ha sido así, acostúmbrate a usarla a partir de ahora.

Para las primeras exposiciones solares, conviene siempre una protección alta, aunque ya seas morena. Este factor lo podrás ir rebajando a medida que pasen los días, pero vigilando en qué zonas, ya que habrás comprobado que no te pones igual de morena en todo el cuerpo. Hay zonas más sensibles que debes seguir protegiendo siempre, como el pecho. Para la cara, yo te recomendaría utilizar siempre un factor alto, ya que le da el sol durante todo el día, y sí que cogerás tono igual que en el cuerpo, de no ser así, sólo lograrás manchas antiestéticas y perjudiciales para tu salud, y arrugas prematuras.

Si eres de piel clara, tendrás que protegerte con factores altos todo el verano en todo el cuerpo. En cualquier caso, es importante no cebarse con el sol en las horas más fuertes. Cuida bien las manos, esas grandes olvidadas, y que enseguida pierden pigmentación y avejentan tanto tu imagen. Para el pelo, pásate a tratamientos específicos de esta temporada, tanto para proteger el color como para hidratarlos mejor. Puedes proteger tu cabello yendo a la playa con la mascarilla aplicada, ya que hace de barrera. Pero, si no puedes lavarte el pelo a diario, utiliza viseras y pamelas, mejor que pañuelo, así protegerás el pelo y el rostro a la vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *