La tanorexia, peligrosa adicción al sol


El mundo de la moda y la estética puede ser muy apasionante si sabes vivirlo en su justa medida. La primera norma siempre será intentar adaptar todo lo que es tendencia a nuestras posibilidades. De este modo evitaremos muchas frustraciones que son consecuencia de intentar imitar todo lo que la publicidad nos mete por los ojos. De todos es sabido que la gran parte de las anorexias son causadas por el afán de conseguir los “cuerpos perfectos” con los que nos bombardean a todas horas.

También sabemos que esta enfermedad es extremadamente peligrosa y ha causado numerosas muertes. Pues bien, lejos de poner modelos con tallas más habituales, el photoshop es la nueva arma con la que intentan acomplejarnos aún más creando cuerpos totalmente irreales a base de retoques de ordenador. Pues no contentos con las consecuencias que todo ello está trayendo, las campañas actuales de trajes de baño nos muestran cada vez morenos más intensos.


Este hecho es tan peligroso como el de la extrema delgadez, ya que promueve otra enfermedad muy grave que se denomina tanorexia. La tanorexia es la adicción a broncearse excesiva y continuadamente, sin medir las consecuencias que todo ello puede traer. Desde el punto de vista estético, es una incoherencia absoluta, ya que crees que tan morena estás más guapa y lo único que haces es envejecer de aspecto, y estropear la piel con arrugas profundas y horribles manchas. Algo que no favorece absolutamente nada.

Pero lo peor se lo estás dando a tu salud. Los dermatólogos están verdaderamente alarmados con la gran cantidad de casos de cáncer de piel que están diagnosticando en las últimas décadas. Una enfermedad provocada por exponerse a los rayos UVA de modo excesivo, tanto en la playa como en soláriums. Lo que nunca llegaré a entender es que se desoigan los consejos de médicos especialistas para sí hacerle caso a un publicista al que se le fue la mano dándole tono a una modelo que no representa para nada el ideal de mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *