Moñito bajo de trenzas de raíz


Ayer mismo veíamos cómo hacerte tú misma una coleta con trenza de raíz, un peinado que está teniendo muchísimo éxito y que puede solucionarte más de una salida de última hora, a la vez que cambias de imagen de un modo rápido y sencillo. Un post que también te servirá de guía para aprender a lucir un moñito bajo de trenzas de raíz como el que veremos hoy.

Esta propuesta es igual de moderna y, aunque a priori puede parecer algo más sofisticada, lo cierto es que puedes adaptarla a numerosos looks, no dejándola únicamente para eventos de noche, un concepto que en la actualidad ya quedó algo anticuado, al menos con lo que respecta a cierto tipo de recogidos. Si bien es cierto que como peinado nocturno también es una opción que te hará sentir moderna, arreglada y segura de ti misma.

El moñito que vemos hoy nace de un primer trazo, y éste no es otro que la raya al medio, fundamental para crear la imagen frontal y repartir el cabello por igual a ambos lados. La trenza de raíz nace desde el inicio de esa raya en la frente, y va tomando el pelo de toda la bajante, dejando unos centímetros de cabello pegado al cuero cabelludo en toda la sien, evitando así que el rostro se vea enmarcado con un gran contorno. La trenza se sigue realizando en toda la melena, sea cual sea su longitud.

Una vez se hayan completado y sujetado en las puntas ambas trenzas, se comienzan a enroscar (primero una y luego la otra) a la altura de la nuca, creando así esta rosquita entrenzada que vemos desde atrás. Este peinado te resultará más sencillo de hacer con el cabello ligeramente húmedo, al que después podrás aplicar un toque de laca ligerito para impedir que de las trenzas salgan pelitos cortos, especialmente si tienes el pelo cortado a capas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *