Mascarilla casera para los pies


La sequedad y cansancio suelen ser los dos problemas más comunes que la mayor parte de mujeres sufrimos en los pies. Esto es algo que se acentúa aún más en verano, ya que al desprendernos de calcetines y medias, los pies están más desprotegidos. Hoy veremos cómo preparar una sencillísima mascarilla casera para los pies, de modo que puedas ponerle remedio a ese problema de manera inmediata.

Por otro lado, quisiera recordar la importancia de establecer una rutina de belleza para nuestros pies, en la que no pueden faltar cuidados tan esenciales como la hidratación y la eliminación de células muertas para combatir las durezas. Esta piel seca no solo es muy antiestética, sino que también contribuye a que sufras de dolor de pies. Dicho esto, veamos los ingredientes y la preparación de la mascarilla.

Ingredientes, elaboración y aplicación


Tal y como decía al principio, esta mascarilla casera para los pies es muy fácil de preparar, así como también sus ingredientes se consiguen sin ningún problema. Para hacerla necesitarás 2 pepinos, un par de cucharadas soperas de zumo de limón, y otras dos de aceite de oliva. Lava los pepinos y trocéalos sin desechar ninguna parte. A continuación pon los trozos en el vaso de la batidora y añádele el resto de ingredientes. Bate hasta que queden bien mezclados y pon la pasta resultante en dos bolsitas de plástico a partes iguales. Introduce los pies en las bolsas y déjalos así durante un cuarto de hora.

Disfruta el resultado


Transcurrido ese tiempo, aclara con agua tibia y prepárate para disfrutar de unos pies que se sentirán más frescos, más suaves y muy hidratados gracias a la acción de esta mascarilla. Y si eres de las que le gusta presumir de pies, completa el proceso pintándote las uñas con algún tono de moda o con atrevidos y originales diseños como el de la fotografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *