Maquillaje para pieles maduras


La edad marca todavía más las imperfecciones y pequeños defectos de nuestro rostro. Precisamente por eso es fundamental saber que, a diferencia de años atrás, ya no basta con un fondo de maquillaje, alguna sombra y un pintalabios, no.

Debes empezar a echar mano a todos aquellos productos de maquillaje que puedan favorecer tu aspecto como una buena base correctora para las manchas, los polvos, o el iluminador para rejuvenecer y dar más vida al rostro.

En primer lugar utiliza preferiblemente aquellos cosméticos mate que eviten dejar tu piel con antiestéticos brillos. Opta por bases de maquillaje de base líquida y cremosa, pues los polvos podrían acumularse en las arrugas remarcándolas todavía más; debes buscar aquellos sin aceites, de gran cobertura y lo más suaves posible que no te obliguen a estirar la piel para su aplicación.

Para los ojos debes empezar a prescindir de los colores demasiado llamativos, pues a partir de cierta edad lo mejor es tener un aspecto que se adecúe a nuestra edad y que no parezca imitar a la juventud perdida. Además, es precisamente en la naturalidad en la que se encuentra la elegancia, por lo que desde aquí te recomendamos los colores claros y neutros, así como también toda la gama de tonos marrones y quizá también los grises no demasiado fuertes, pues los tonos oscuros hacen aparentar todavía más edad.

En los labios puedes utilizar también tonos cálidos, a poder ser bastante naturales que no puedan destacar las posibles arrugas en el contorno de los labios o en ellos mismos. Son preferibles también las texturas mate a las de brillo o a los gloss. Si te decides por un rojo, intenta que sea suave como el palo de rosa o bien los extremos que se acercan a los rojizos tierra.

Y tú, ¿qué trucos utilizas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *