Los tratamientos más efectivos para combatir las patas de gallo


Los ojos son la zona del rostro en la que antes se acentúan los signos de la edad y del cansancio. Bolsas, ojeras y líneas de expresión son la lucha diaria de miles de mujeres, máxime cuando esas finas líneas se convierten en arrugas, formando las temibles patas de gallo. Existen muchas cremas y rutinas que podemos aplicar en casa para combatir su llegada y también para minimizarlas cuando ya existen, pero en ocasiones es necesaria la intervención de especialistas para obtener mejores resultados.

En los centros especializados actuales realizan diversos tratamientos para combatir las patas de gallo, y algunos de los más efectivos son:

Láser: existen diferentes tipos de tratamiento, pero los más avanzados son aquéllos que consiguen destruir las capas superficiales de la piel, dado que también son los empleados para eliminar cicatrices. El impacto del rayo crea una especie de quemadura que erosiona la zona a tratar, eliminando la arruga y recuperando el buen estado de la piel después del impacto del rayo.

Botox: inyecciones de toxina botulínica que evita el constante movimiento de la zona, debilitando el músculo. Sus efectos pueden durar en torno a los 6 meses, pero ha de inyectarse con mucha precisión para no dejar sin expresión al rostro por causa de una extrema tirantez.

Relleno: el más utilizado es el ácido hialurónico. Su uso está indicado para rellenar el surco que forma la arruga. Se emplea tanto en el contorno de los ojos, como en el de los labios y óvalo facial. Requiere de retoquitos anuales para mantener sus beneficios.

Peeling químico: más allá de una exfoliación, los peelings químicos eliminan las células muertas atenuando las líneas de expresión de un modo muy notable. Es el tratamiento ideal para combatir las primeras arrugas, ya que en edades muy avanzadas sus efectos no serían tan notorios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *