Lavarse el pelo con el método “no poo”

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Resulta que después de tantos años intentando encontrar el champú ideal que mejor atienda nuestras necesidades para dejarnos el pelo limpio, suave y brillante, llega el método “no poo”, que consiste nada más y nada menos que en lavarse la cabeza únicamente con agua. Un movimiento que no es que sume adeptos, pero sí curiosos que parecen tener la intención de probarlo durante una temporada.

“No poo” es un juego de palabras consistente en abreviar “no shampoo”, aprovechando que la palabra “poo” en el vocabulario infantil inglés significa “caca”. Así es como nos encontramos con una especie de mensaje subliminal del tipo “no uses champú porque es una caca”, o algo así… Esto es porque los promotores de este método aseguran que los ingredientes químicos que incorporan los champús son los encargados de viciar nuestro cuero cabelludo y también de dañar el pelo mostrándolo más seco y debilitado.

Diferentes versiones

El “no poo” original consiste en lavarse la cabeza únicamente con agua. Así, sin más. Agua templadita de la ducha para eliminar restos de polución y limpiar el pelo y el cuero cabelludo. Para las personas que tienen problemas de grasa se recomienda disolver una cucharada de bicarbonato en una taza de agua tibia. Después se echa sobre la cabeza y se masajea como si fuera un champú. Aunque claro, no verás la espuma que sueles obtener con los champús.

Si además necesitas acondicionador para suavizar tu cabello y darle algo de brillo, a la mezcla anterior deberás añadirle un chorrito de vinagre de sidra, el cual actuará como humectante. En cualquier caso, dicen que desde que empiezas a usar este método hasta que ves sus resultados han de pasar varias semanas, ya que pelo y cuero cabelludo están viciados con productos químicos y al principio mostrarás aspecto graso.

El debate está servido, solo falta que empecemos a conocer la opinión de quienes lo hayan utilizado para que nos cuenten su propia experiencia, tanto a favor como en contra. También puedes dejarnos tu impresión sobre el “no poo” aunque no lo hayas probado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *