La deshidratación hace que nuestro rendimiento baje


Hoy tengo que contaros un consejo de salud que os ayudará a estar más guapas. Se trata de todo lo que tiene que ver con la hidratación. ¿Sabíais que una leve deshidratación puede hacer que vuestro rendimiento baje? Aunque os resulte extraño, según el II Congreso de Hidratación Nacional una pérdida de hidratación de sólo un 2 por ciento es suficiente para que la capacidad de rendimiento no sea la mejor. Las consecuencias son inmediatas en el cansancio, la atención, la concentración, la fatiga y la somnolencia.

Bajo todas estas premisas más de 400 expertos nacionales e internacionales trabajan a diario para que tomemos conciencia de lo importante que es hidratarse para la salud.

La cantidad ideal de agua que hay que ingerir diariamente es de entre dos litros y dos litros y medio. Muchas personas no llegan a esa cantidad alegando que no tienen sensación de sed. Sin embargo, no hay que esperar a experimentar esa sensación para beber, pues de lo contrario podemos estar sufriendo una leve deshidratación que nos impida dar lo mejor de nosotros mismos.

Las personas mayores tienen menos cantidad de agua en el cuerpo, pero eso no significa que tengan que beber menos. De la misma forma, las embarazadas y las madres en periodo de lactancia deben tomarse muy en serio lo de la cantidad recomendada, más que nada porque sus cuerpos experimentan cambios y porque deben estar seguras de que la producción de leche no se ve afectada.

Según la doctora Applebaum, todas las bebidas nos hidratan porque en su mayor medida están compuestas por agua. Además, también son capaces de aportarnos otras virtudes como mantenrnos más despiertos o darnos energía para afrontar el día.

Ya sabéis, no esperéis a tener sensación de sed para beber agua, hacedlo por vuestra salud y para que vuestro rendimiento no se resienta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *