Errores de maquillaje


La mayoría de mujeres hoy en día todavía se maquillan por intuición, es decir, intentando mejorar el aspecto de su rostro con el maquillaje pero sin saber exactamente cómo hacerlo. Precisamente es este desconocimiento el que hace que a menudo se cometan algunos de los errores más comunes en el maquillaje.

Para combatir esto, el único remedio es sencillamente poner un poco de interés y aprender de los fallos. ¿Quieres conocer algunos de los más habituales? Pues toma nota y, sencillamente, ¡que no se vuelvan a repetir!

1. El color de la base es el más importante, y es que todavía existe la creencia equivocada de que el maquillaje además de cubrir tiene que aportar color, por lo que todavía muchas sufren a menudo el conocido ‘efecto máscara’ (una raya visual de maquillaje separa la cara y el cuello). Utiliza siempre bases líquidas del mismo tono de tu piel para cubrir imperfecciones y dar uniformidad a los tonos del rostro.

2. Utilizar correctores demasiado claros también es un grave error, pues implicará que se note a primera vista la diferencia entre las zonas cubiertas y el resto del rostro, haciéndolas todavía más visibles. Los claritos y amarillentos son los mejores para las ojeras de color lila.

3. Otra de las causas del efecto máscara es aplicar más cantidad de maquillaje del que deberías. En la naturalidad está la clave de un buen maquillaje, así que se precavida con las cantidades que aplicas.

4. El colorete está pensado específicamente para dar color a las mejillas, pero si lo utilizas sobre todo el rostro perderá su efectividad. Aplica el rubor según la forma de tu rostro para conseguir los mejores efectos.


5. Cuidado con los perfiladores de labios, pues la moda de perfilar el exterior más oscuro que la barra de labios pasó hace ya años. Utiliza un delineador de un tono similar al que vayas a utilizar para que su función sea marcar la forma del labio de manera discreta y pasando un poco desapercibido.

6. Da el protagonismo a alguna de las partes de tu rostro y no pretendas que todas llamen la atención o parecerás un payasito de feria. Si por ejemplo maquillas tus ojos con la técnica de los ahumados sé más sutil en los labios, pero si te pintas los labios en un rojo pasión no te pases con las sombras de ojos.

Un último consejo es que escojas el tipo de maquillaje en función de la ocasión, pues lo que para un momento es perfecto puede ser completamente desacertado en otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *