Desmaquillarse bien los ojos


Cuando hablamos de una rutina de belleza, además de la hidratación, siempre destaco la importancia de desmaquillarse todas las noches, por mucha pereza que nos dé; del mismo modo, dentro de esa buena costumbre no podemos obviar los ojos, algo fundamental para proporcionarles el descanso que necesitan, dejar que la piel transpire bien, y no dañar ni debilitar las pestañas.

Desmaquillarse bien los ojos es una acción básica que debes realizar en 2 pasos. En primer lugar, impregnar un disco de algodón con el desmaquillante y deslizarlo suavemente por el párpado superior, realizando esta acción desde el lagrimal hacia el exterior, pero con cuidado de no estirar ni forzar la piel. En segundo lugar, es preferible utilizar otro disco limpio, también impregnado, y limpiar las pestañas desde la raíz hacia las puntas, repitiendo esta acción hasta que queden completamente limpias.

Otro aspecto fundamental para poder lucir unos ojos bonitos y bien cuidados, es el producto con el que te realices la limpieza de esa zona tan sensible, y que siempre ha de ser específico para ello. En este sentido, cuentas con varias opciones:

Loción acuosa: es el limpiador tradicional y más utilizado. Incluye agua termal, extractos de aciano, y caléndula, que actúan como calmantes y alivian los ojos cansados, hinchados o irritados. Para ojos sensibles, no contienen perfumes, colorantes, ni conservantes, a fin de poder ser utilizados incluso por personas que usan lentillas.

Emulsión bifásica: una combinación de una loción acuosa y otra oleosa, especialmente formulada para retirar los productos denominados waterproof o resistentes al agua, ya sean máscaras con extra de pigmento o sombras de larga duración.

2 en 1: formulados para desmaquillar ojos y labios, por ser ambas unas zonas especialmente sensibles, por lo que te permitirán su total limpieza y siempre libre de irritaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *