4 errores que quizá estés cometiendo al pintarte los labios

chica-pintandose-los-labios
Un rostro apagado puede llenarse de vida con solo pintarse los labios. Si tienes el día un poco tristón, si tienes muchas ojeras y no sabes cómo disimularlas uno de los trucos que mejor funciona está en darle color a tus labios para alegrar tu cara y darle mucha luz. Pero, cuidado. Quizá estés cometiendo algunos errores al pintarlos. Vamos a ver algunos de los más habituales para que los identifiques y no vuelvan a suceder.

1.- Pintar sin hidratar

Este error es importante corregirlo sobre todo si tienes los labios especialmente secos o están agrietados. Antes de darte color aplica un exfoliante labial y un bálsamo para hidratar. Incluso tienes a tu disposición productos específicos que sirven como prebase para que el pintalabios aplicado sobre unos labios secos quede increíble.

2.- Perfilar con otro color

Para no salirte cuando te estás maquillando aplicar la barra con un pincel va a ser mucho más cómodo. Primero delinea el contorno. Una vez lo tengas marcado, aplica el color, también con el pincel o bien directamente con la barra. Pero si perfilas hazlo con el mismo tono del pintalabios.

chica-con-los-labios-pintados

3.- No quitar el pintalabios que sobra

Lo de apretar un trozo de papel entre los labios sirve, precisamente, para esto. Si no quitamos el excedente de pintalabios el efecto va a resultar un poco antiestético y se te pueden manchar los dientes.

4.- Olvidarte de retocarte

Durante tu jornada habitual vas a comer, vas a hablar, vas a beber… Tu pintalabios está expuesto a un montón de situaciones que contribuyen a que desaparezca. Puedes usar labiales de larga duración aunque dependiendo de cuántas horas los lleves igual te va  a tocar hacer algún retoque. Lleva contigo tu barra de labios y vete retocando de vez en cuando para que el color esté maravilloso durante todo el día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.