Tipos de cejas
Las cejas son una de las partes del rostro a las que mayor atención prestamos, y no es para menos teniendo en cuenta que no solamente son el marco de nuestra mirada sino que además pueden tener efectos sobre nuestro aspecto o nuestra expresión.

En este sentido, la forma natural o aquella que escogemos para nuestras cejas es determinante para que nuestro rostro se vea favorecido o no.

Si consideras que no te sienta bien tu forma actual y te gustaría comparar entre los distintos tipos de cejas presta cinco minutos de atención a nuestro artículo.

Tipos de cejas
- Arqueadas: Hacen que los ojos se vean más grandes, abiertos y brillantes. Deben marcar el ángulo a partir del segundo tercio de la ceja por la parte más cercana al exterior y luego bajar de forma notable.

- Angulares: No son muy fáciles de conseguir puesto que generalmente la forma natural de las cejas no sigue estas líneas tan radicales. En este caso la ceja toma una marcada dirección ascendente hasta el final del segundo tercio y luego baja de forma radical.

Es genial para alargar el rostro, por lo que las personas de cara ancha se verán muy favorecidas con ellas.

Tipos de cejas
- Rectas: Son cejas con poca forma y un ángulo muy poco marcado, lo que hace que nuestro rostro pueda verse más ancho de lo que es. Precisamente por eso, es recomendable para las mujeres de cara delgada y larga y está completamente prohibido en los rostros anchos.

- Curvas: Su forma sigue la línea de los párpados consiguiendo un aspecto más frágil y menos agresivo que las anteriores, lo que a nuestro parecer no es demasiado favorecedor. De hecho, este tipo de cejas pueden transmitir pena y darnos una apariencia más envejecida.

Determina cuál es tu tipo de rostro y prueba con las cejas que más se adaptan a él, ¡seguro que notas el cambio!