Mechas californianas
¿Hace tiempo que piensas en hacerte un cambio de look? ¿Estás cansada de sólo tener el corte o las tradicionales mechas como recursos para conseguirlo? Toma nota, porque esta idea es perfecta para innovar con un estilo muy natural y a la última.

Se trata de las mechas californianas. Es posible que te estés preguntando el porqué de este nombre; pues bien, el californiano recibe este apelativo porque el efecto resultante tras realizarte las mechas te dejará un cabello similar al de las chicas que viven en este estado de los Estados Unidos. Pero, ¿y cómo es?

La idea es que tu cabello quede iluminado de una manera muy natural, aplicando un tinte de una tonalidad algo más clara que tu tono base para que quede un efecto similar al que queda en el cabello en verano, tras pasar muchísimas horas bajo el sol. De este modo, el tinte no se aplica directamente sobre la raíz como en las mechas tradicionales, sino que solamente cambiaremos el tono en la parte inferior de la melena, aproximadamente de la mitad de ésta hacia las puntas.

Un tinte californiano bien realizado no permitirá que se aprecie una diferencia drástica entre unas partes del cabello y las otras, sino que ambos colores se fundirán para conseguir el efecto más natural.

Sin embargo, que consigamos este aspecto natural no quiere decir que la técnica vaya a serlo de ningún modo, pues los ingredientes del tinte serán igualmente perjudiciales (aunque sólo sea en parte) para nuestro cabello.

Los cabellos rubios o castaños claros es probable que no deban decolorar las puntas, pero sí que será necesario para las tonalidades de cabello más oscuras.

Un consejo: Si tienes el cabello muy estropeado espera un tiempo para hacerte estas mechas, pues sobre una melena descuidada no conseguirás lucir realmente el estilo.