Todo lo que tienes que sabe sobre el tónico facial

tonico-facial
El tónico facial sigue siendo un producto muy útil para el cuidado de la piel. Ahora, con la aparición de nuevos desmaquilladores como el agua micelar, parece que ha quedado un tanto denostado. Sin embargo, es una buena opción para mantener el cutis en perfecto estado porque tiene muchas propiedades y beneficios. Además, hay varias clases para dar respuesta a las necesidades de cada dermis.

Beneficios

Como hemos comentado, el tónico facial tiene numerosos beneficios para la dermis. Uno de ellos es que ayuda a equilibrar el pH de la piel tras la limpieza facial. Además, otra de sus ventajas es que ayuda a eliminar el exceso de sebo y restos de impurezas que a veces se quedan en la piel y a cerrar los poros.

El tónico facial a su vez es de gran ayuda para revitalizar y calmar la piel, aparte de contribuir a reducir las irritaciones y los enrojecimientos. Asimismo, tiene un efecto preparador para que el tratamiento que se aplica posteriormente se absorba mejor. En consecuencia, el tónico facial hace que la piel se vea más sana, rejuvenecida y con más luz.

Tipos

A la hora de elegir el tónico facial más adecuado, es importante saber que existen varios tipos. Pero, además, es clave fijarse en que el que se elija esté formulado con ingredientes naturales, ya que tienen activos de origen orgánico como las aguas de flores y no contienen alcohol en la composición.

tonico-facial
Entrando ya en los tipos de tónicos faciales existentes, nos encontramos con los hidratantes, que están recomendados para las pieles secas que precisan un extra de hidratación. En este caso, la mejor composición es la que incorpora extracto de almendra dulce y ácido hialurónico.

Por su parte, el tónico calmante está recomendado para las pieles sensibles y con tendencia a rojeces. Este producto suele estar compuesto por agua termal, aloe vera y hamamelis.

Dentro del listado de tónicos, nos encontramos a su vez con el tónico astringente, que está especialmente indicado para la piel grasa y con tendencia al acné. Su principal función es ayudar a regular la producción de sebo y a cerrar los poros. Los ingredientes más recomendados son el limón, mentol y ácido salicílico.

Y, finalmente, está el revitalizante, que es apto para las pieles maduras, puesto que ilumina el cutis y actúa frente al daño causado por los radicales libres. Este producto debe contener té verde, vitamina C y granada.

Artículos relacionados:

Limpieza facial contra los puntos negros

Cómo conseguir una limpieza facial experta

Piel,
>

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *