Prevenir el envejecimiento con un plan antiaging

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El paso de los años es algo contra lo que nadie puede luchar, pero lo que sí que podemos hacer es planificar nuestra vida de modo que las secuelas negativas que te va dejando el transcurrir del tiempo tarden más en aparecer. Esta es la filosofía principal de una nueva medicina que se está poniendo de moda cada vez más.

Las clínicas antiaging cuentan con mayor número de adeptos, gracias a los buenos resultados que están dando sus bondades, puesto que se trata de unos planes personalizados en los que se tratará de encontrar el ejercicio y la alimentación que mejor vaya en cada caso, para prevenir el envejecimiento prematuro.

De este modo, no sólo estarás mucho más joven durante más tiempo de un modo estético, sino que también gozarás de un perfecto estado de salud que se proyectara muy positivamente en tu físico. El objetivo de la medicina antienvejecimiento es disociar la edad cronológica de la edad biológica, tratando de retrasar esta última. Es una forma de medicina preventiva muy activa, en la que tu voluntad y un riguroso seguimiento, harán que logres el ansiado objetivo.

Como se trata de prevenir o ralentizar lo que nuestro cuerpo será en la edad adulta, el público al que va orientado esta forma de medicina son las personas a partir de 40 años, precisamente cuando aún hay pocos signos de envejecimiento, aunque alguno de ellos ya empieza a aparecer.

Aumento de peso, disminución del sueño profundo, alteraciones en la piel, pelo y uñas, atrofia muscular, aumento de grasa abdominal, alteraciones de la memoria, debilidad del sistema inmunitario, inapetencia o desinterés sexual, dolores musculares, articulares y cansancio global, o alteraciones físicas por estrés.

Si te sientes identificada con alguna de las características anteriores, consulta con tu médico y empieza ya a elaborar tu plan antiaging personalizado, una nueva forma de vida a la que te resultará muy fácil adaptarte si tomas las riendas antes de que se haga demasiado tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *