Maquillaje estilo nude


Lo hemos visto en las famosas, en las modelos de fotografía y también lo hemos leído decenas de veces en las revistas de belleza y moda: el estilo nude es una de las últimas tendencias en maquillaje.

Como se entiende perfectamente de su traducción al español, este maquillaje ‘al desnudo’ se caracteriza por un estilo de lo más natural, casi transparente e invisible para los demás. El objetivo: Conseguir el deseado efecto buena cara con el mínimo de productos indispensables para maquillarte.

Aunque puede utilizarlo cualquier tipo de mujer, el estilo nude es especialmente favorecedor para las pieles más sanas y con menos imperfecciones, que suelen caracterizar a las mujeres más jóvenes o de mediana edad.

Pero si con esto habías imaginado que con un poco de base y máscara de pestañas completabas el look, lamentamos decirte que estabas completamente equivocada.

Para empezar debes corregir cada una de las imperfecciones de tu piel con los correctores del color más adecuado a cada una de ellas. Los cosméticos antiojeras son imprescindibles, así como también unos toques de iluminador sobre algunos puntos clave del rostro (aplicado con ligeros toques con los dedos) para dar más vida y luz.

Con los defectillos ya ocultos puedes aplicar la base de maquillaje, que esta vez debe ser especialmente similar al tono natural de tu piel para fundirse en ella como una segunda capa.


Si quieres dar un poco de color aplica unos polvos de un tono más oscuro sin abusar o bien un blush de tonos amelocotonados o de un tono carne ligeramente superior al tuyo. A diferencia de otras tendencias, el rosa sería bastante desacertado en un look nude.

Aplica polvos sueltos (translúcidos) sobre todo el rostro para matizar el maquillaje y que se mantenga intacto durante más horas.

En los ojos bastará con un poco de rimmel no demasiado abundante ni voluminoso, pues correríamos el riesgo de echar a perder todos los esfuerzos anteriores por la naturalidad.

En cuanto a los labios, busca colores uno o dos tonos más claros que su color original, o bien en beige o color melocotón algo más claro. No confundas unos labios nude con unos con gloss, pues precisamente el brillo marcará más el color natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *