Las claves del maquillaje nude


Como bien sabes, existen multitud de estilos diferentes de maquillaje. Sin embargo, los que más nos interesan a todas las mujeres son looks que podamos usar en el día a día, y que, además de hacernos lucir una buena cara, nos den un aspecto de lo más natural. Para ello, lo ideal es el maquillaje nude.

Este estilo resalta la belleza utilizando un make up suave y discreto que, aunque prácticamente no se nota, tapa perfectamente las imperfecciones. Si quieres saber cuáles son las claves del nude, a continuación te las mostramos.

En primer lugar, y cómo siempre, es esencial que prepares la piel, limpiándola, tonificándola e hidratándola. De esta manera, el cutis no se verá apagado ni seco. Después de esto, lo ideal es aplicar una base de maquillaje fluida mate de un tono similar al de la piel. Es importante insistir en la base del cuello y en el nacimiento del pelo. Como en la mayoría de estilos, hay que corregir las imperfecciones mediante un corrector. La clave está en aplicar y difuminar una capa suave de polvos traslúcidos.


Además, es importante que des luz a tus ojos con sombras en tonos muy discretos. Lo ideal es que comiences desde el interior hacia el exterior y sin cargar mucho, ya que lo que se persigue es la naturalidad. Para esto, lo ideal son los colores rosados, cremas o gris claro. Sin exagerar, también debes aplicar un poco de máscara de pestañas (puedes hacerlo tan sólo en la punta o aplicando una capa ligera).

Para los labios puedes utilizar un labial en un tono similar al tuyo, aunque lo ideal es que te apliques una base de gloss. Por último, tienes que darle un toque de colorete a tu piel, preferiblemente en tonos rosados o cremas y bien difuminado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *