La nueva imagen de María Teresa Fernández de la Vega


Pocas veces un cambio de imagen a dando tanto de que hablar como el recién estrenado nuevo look de la exvicepresidenta del Gobierno Mª Teresa Fernández de la Vega. Retirada de la primera línea política desde hace unos meses, esta semana volvió a comparecer en público para presentar el nacimiento de la fundación Mujeres por África, una ocasión en la que a nadie le pasó desapercibido el nuevo aspecto de su rostro, totalmente liso y estirado.

Mª Teresa Fernández de la Vega tiene 62 años y desde hace mucho tiempo lucía un cutis que no la identificaba para nada con esa edad, puesto que contaba con numerosas arrugas más propias de edades mucho más elevadas que la suya. Una de las zonas de su cara que más llamaban la atención a este respecto era el contorno total de la boca, un área que tenía completamente envejecido y que mostraba unos surcos profundamente marcados.


El cuello, frente y contorno de ojos también se mostraba con numerosos pliegues, acentuados por la extrema delgadez de Mª Teresa, quien dice que su nuevo look es fruto de haber cogido unos kilitos y dormir más y mejor que cuando era la mano derecha de Zapatero. Cierto es que un descanso adecuado y un par de kilos favorecen notablemente la imagen de cualquier mujer de semejante delgadez, ahora bien, los rumores de una visita al cirujano son totalmente lógicos al observar el antes y el después.

No han tardado en aparecer diferentes comentarios sobre los supuestos arreglos a los que se pudo someter, entre ellos lifting, botox, ácido hialurónico… Sea como fuere, yo la encuentro acertada, ya que no muestra ningún rasgo exagerado como podrían ser unos labios muy voluminosos o unos pómulos muy salientes. En todo caso, algo que sí que le favorece muchísimo es la melenita corta que se ha dejado, y también salta a la vista que la calidad de su pelo ha mejorado notablemente.

3 comentarios

  1. Enhorabuena MªTeresa…. el cambio ha sido expectacular. Te lo mereces porque eres un gran ejemplo para muchos españoles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *