Evitar el envejecimiento prematuro de las manos


En ocasiones no somos conscientes de los cuidados que debemos darle a cada parte de nuestro cuerpo para evitar su envejecimiento prematuro. Esto suele ocurrir con las manos, grandes olvidadas de las rutinas diarias de belleza. Pasados unos años, su aspecto seco y con manchas hace que muchas mujeres procuren no mostrarlas al gesticular para evitar esa imagen tan poco estética. Hoy veremos cómo prevenirlo en unos sencillos pasos:

Sequedad: la falta de lípidos y de hidratación aparece por causas muy diversas como las condiciones ambientales adversas, las aguas calcáreas, los secamanos de aire, el contacto con polvo y detergentes… Todo ello provoca que la piel se muestre áspera, rugosa y descamada, pudiendo llegar a agrietarse. Evítalo utilizando guantes para fregar y acostúmbrate también a los guantes de calle en invierno. Utiliza cremas a diario que refuercen la barrera cutánea e impidan la salida del agua de la piel. Estas cremas deben incluir ingredientes hidratantes (como urea, glicerina) y nutritivos (ceras, mantecas de karité, aceites vegetales, siliconas).

Durezas: producidas por roces continuados con diferentes objetos. Acostúmbrate a poner las manos a remojo en agua tibia un par de veces por semana y aplicar en esa zona un producto exfoliante corporal.

Rojeces: las manos que presentan rojeces e hinchazón suelen tener su causa en un trastorno circulatorio. Para favorecer el retorno venoso y el drenaje linfático, aprovecha el momento en que te pones la crema hidratante para realizarte un masaje que vaya de la punta de los dedos hacia la muñeca.

Manchas: unas pequeñas motitas oscuras a modo de plaga de lunares que también se conoce como “lentigo senil”. Tienen su causa en la exposición continuada al sol. Acostúmbrate a utilizar fotoprotectores en las manos durante el invierno, ya que es una parte del cuerpo que siempre recibe las radiaciones solares, aún estando nublado. Para quienes ya tienen manchas, se pueden minimizar con cremas despigmentantes o eliminar con tratamientos láser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *