Errores comunes al hacer un moño

Errores monos
Pronto llegará el verano y muchas comenzaremos a apostar por peinados que nos hagan soportar mejor las altas temperaturas, como la trenza, la cola o el moño. ¿Qué te parece si hoy nos centramos en este último peinado? Sí, nos referimos a los moños, que nos permiten sobrellevar mejor el calor y mantener el pelo alejado del sudor y la humedad. Además, siempre dependiendo del estilo, pueden quedar ideales para todo tipo de ocasiones.

Hoy, sin embargo, queremos hablar sobre los moños más elaborados, ya que, en ocasiones, hacerse este peinado no resulta demasiado sencillo. Por eso, a continuación en Maquilladas vamos a hablarte de los principales errores que todas cometemos a la hora de realizar un moño para que puedas evitarlos la próxima vez que quieras lucir este peinado. ¿Preparada?

Invertir el tiempo necesario

El problema más típico, especialmente en los moños más sofisticados, es no dedicarle el tiempo necesario al peinado. Sin embargo, es importante cepillar el cabello y colocarlo con cuidado para que no se caiga al poco tiempo. Además, deberás hacerte con un buen puñado de horquillas que sujeten bien el moño y aplicar un producto fijador, ya sea gel, gomina o laca.

Errores monos1

Peinarse con el pelo recién lavado

Otro gran error es hacer el moño con el cabello recién lavado. Y es que, al estar limpio, sobre todo si tienes el pelo fino, te costará más que el peinado se fije. Por tanto, es mejor lavar el pelo el día de antes.

Demasiados adornos

Por otro lado, no tienes que caer en el error de excederte a la hora de adornar el moño con horquillas elaboradas, tiaras o engarces, ya que podrían suponer un peso extra al peinado que acabara por estropearlo. Además, pueden quitarle el protagonismo al peinado en sí y quedar un poco hortera. Por supuesto, será mejor que te olvides de los grandes pasadores y los lápices.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *