Disimular las arrugas con maquillaje


Con el paso de los años resulta inevitable que comiencen a aparecer en nuestra piel esas arrugas que tanto habíamos empezado a temer a partir de los 25 años, cuando comenzamos a sufrirlas levemente.

Aunque no existe ninguna fórmula milagrosa contra las arrugas (ni siquiera los tratamientos estéticos), sí que existen algunos trucos de maquillaje que pueden resultarte muy útiles para ocultarlas.

Lo primero es mantener la piel suave e hidratada a diario con los productos específicos para pieles maduras y también para nuestro tipo de piel (normal, grasa, mixta…), pues contrarrestarlas de fondo es un trabajo de constancia.

Cuando vayas a maquillarte, aplica una crema humectante rica en vitamina A sobre el rostro. En cuanto al maquillaje en sí, las mejores texturas son las fluidas y cremosas con acabados algo luminosos, y como siempre en el color más similar a tu tono de piel.

Además, puedes utilizar dos bases: una más clara para la zona de las arrugas y otra más oscura como base de fondo para el resto de la piel. Asegúrate de difuminarla bien con una esponjita para que no se perciba ningún contraste.

No obstante, debes andarte con ojo si no quieres que maquillarte resulte al final contraproducente y resalte todavía más estos signos de la edad; sería un error renunciar al maquillaje, pero también lo es aplicarlo en abundancia pensando que así podremos ocultar las arrugas.

Más allá de las bases en sí, debes evitar al máximo las texturas en polvo (especialmente mate) ya que marcan mucho más las arrugas escamando la piel.

Por útlimo, ten en cuenta que los colores más oscuros te harán los rasgos más duros y en parte influirán en que te veas más mayor frente al espejo. Busca un maquillaje muy fresco y natural para suavizar el rostro, que es la clave de la juventud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *