Definir el óvalo facial con ácido hialurónico


Uno de los tratamientos médico-estéticos más demandados en la actualidad es aquel que consiste en rellenar arrugas con ácido hialurónico, ya que sus efectos son notorios pero no exagerados, y es una sustancia que se reabsorbe fácilmente y no causa daños significativos. Pero la ciencia y la cirugía no dejan de investigar y se ha comprobado que para rejuvenecer un rostro es necesario también definir el óvalo facial.

De poco puede servir un cutis liso y estirado si el contorno del rostro muestra un descolgamiento considerable. Para solucionar este efecto que descompensa cutis y contorno, los profesionales de la estética están utilizando también pinchazos estratégicos de ácido hialurónico para redefinir el óvalo facial. Este tratamiento se llama bioplastia, y ofrece grandes resultados a la hora de balancear y armonizar las líneas que interactúan entre las diferentes partes del rostro. Estas zonas circundantes suelen ser la mandíbula, los pómulos y el mentón.

La bioplastia facial proporciona a cada individuo una perfecta simetría de formas y líneas, por lo que no solo te mostrarás más joven, sino que esa perfección simétrica se traducirá en belleza. Este tratamiento también se encarga de reponer volúmenes y restaurar áreas que presenten flacidez, por lo que el resultado final es una apariencia totalmente natural pero considerablemente rejuvenecida. Todo un hito en el mundo de la estética más profesional y cuya aplicación no está indicada para ningún tramo de edad específico.

Definir el óvalo facial con ácido hialurónico inyectable es un tratamiento que debes realizarte siempre en clínicas profesionales, huyendo de este modo de otro tipo de establecimientos que no cuenta con las medidas de higiene y profesionalidad adecuadas. Date cuenta de que la bioplastia de por sí no presenta ningún tipo de problemática, pero necesita anestesia local y ser dirigida a puntos estratégicos del rostro asegurándose de que posteriormente no migren a zonas no deseadas.

Cirugía estética,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *