Cubitos de hielo como reafirmantes del rostro


Lo más habitual es que utilicemos los cubitos de hielo para refrescar la bebida o, como mucho, para desinflamar alguna parte del cuerpo después de un golpe. Sin embargo, con el hielo se pueden conseguir muchas cosas, como un maquillaje más duradero o el mantenimiento de una piel descansada.

Si algún día te levantas con la mirada cansada y los párpados hinchados, debes tener en cuenta que el frío puede ser el remedio perfecto, aunque es posible que nos cueste utilizarlo durante los próximos meses, ya que casi tenemos entre nosotras al otoño.

Este milagro exprés te será súper útil antes de salir de casa. Además, es perfecto para aquellos días en los que tienes una cena o una fiesta por la noche y tienes que estar perfecta después de un largo día, pero los signos de cansancio son más que evidentes. Muchas mujeres han recurrido a él a lo largo de los años, como Jenifer Aniston, quién ha afirmado que es uno de sus trucos infalibles para reafirmar el rostro.


Si quieres seguir el mismo consejo que la actriz de “Friends”, lo más recomendable es que llenes el lavabo o un recipiente de agua y le añadas algunos cubitos de hielo. Después deberás sumergir el rostro en el agua fría durante unos segundos. Puedes repetirlo varias veces, aunque sin abusar.

También puedes optar por aplicar un cubito de hielo sobre el rostro siempre hacia arriba y con movimientos circulares. Te recomendamos que lo envuelvas en un pañuelo para que no sea demasiado abrasivo. Además de tonificar y reafirmar el rostro, se trata de una rutina facial ideal para antes de aplicar la base, ya que conseguirás cerrar los poros y mantener el maquillaje.

No olvides aplicar tu crema hidratante habitual después de este tratamiento de frío. Hazlo masajeando bien el rostro para estimular las células de la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *